Introduzca alguna palabra de búsqueda.

Noticias de interés

«Es como volver a Ecuador un rato»

-La Verdad-

El desembarco de la Virgen del Quinche, patrona de un barrio de Quito, en la Escala Real, la procesión hasta la iglesia de Santo Domingo y la posterior misa despertaron en los corazones de 300 ecuatorianos residente en la Región desde hace muchos años el recuerdo de su patria. La escala del buque escuela de la armada del país suramericano 'Guayas' fue el acontecimiento que posibilitó ayer este reencuentro. La embajada en Madrid lo preparó todo y logró que durante dos horas, los asistentes se sintieran más cerca de su añorada tierra.

Así le sucedió a Ana Arcos, que lleva 15 años en Cartagena. «Tendremos con nosotros un trozo de Ecuador por un rato», dijo emocionada. Junto a su familia, vio llegar la embarcación de la que marineros del 'Guayas' desembarcaron la menuda talla mariana, cubierta de tules y con la enseña nacional. Los aplausos y los vítores fueron seguidos de la suelta al cielo de cientos de globos rojos, azules y amarillos, los colores de Ecuador.

 

La Virgen forma parte del patrimonio cedido por la colonia ecuatoriana a la parroquia lorquina de San Cristóbal. «La trajimos hace siete años para el culto del creciente número de ecuatorianos de Lorca y sus alrededores», explicó el síndico José Narváez. La llamada de la embajada le llenó de contento y por eso ayer trajo la imagen hasta Cartagena. La siguieron siete autobuses, cinco de la Región y dos de Alicante.

 

La procesión de la Virgen, portada por marineros, llegó por toda la calle Mayor hasta la iglesia castrense de Santo Domingo. Su párroco, Francisco Muñoz Molina, incidió en la universalidad de la fe.