Introduzca alguna palabra de búsqueda.

Noticias de interés

CINE EN COMUNIDAD: "BELLA"

Entre medias de aventuras llenas de efectos especiales, thrillers de acción, comedias con pésimo humor y dramas de época, de vez en cuando surge alguna película independiente con un argumento que nos “llega” dentro, nos “esponja” el corazón y nos llena de optimismo. Es el caso de «Bella», un film de poco presupuesto, basado en una historia real, dirigido por Alejandro Gómez Monteverde y protagonizado por Eduardo Verástegui y Tammy Blanchard. En menos de un año ha conquistado a los críticos y cautivado al público en América, además de recibir varios premios en festivales internacionales. Aunque ya está disponible en DVD, por el momento en España sólo se ha podido ver en un pase privado, el pasado mes de mayo. Metanoia Films —productora creada por Verástegui— busca distribuidora para ofrecer esta hermosa película al público español. Esperemos que la encuentre, porque Bella merece la pena.

La historia que nos cuenta Bella une, en poco más de 24 horas, las vidas de José (Eduardo Verástegui) —una antigua estrella del fútbol que perdió todo por un accidente y que ahora trabaja como cocinero en el restaurante de su hermano— y de Nina (Tammy Blanchard), una camarera del mismo restaurante. Esa misma mañana ha descubierto que está embarazada de un padre al que no quiere y que jamás entrará en esta historia. El dueño del restaurante la despide por sus retrasos continuados, sin escucharla. Ella sale corriendo y José decide seguirla e interesarse por ella. Así empieza la historia de una breve pero intensa amistad, que comprenderemos mejor por varios flash-backs y que requerirá un salto de unos pocos años al futuro para que comprendamos la resolución.

Sin efectismos, sin largos discursos, sin moralina, sin más respuestas de las que tendríamos en la vida real, esta película nos muestra el valor de la vida, de la familia y de la amistad. Valores que, impregnados de humanismo cristiano, nos regalan en el drama de la vida cotidiana el milagro de adelantar pedacitos de cielo. Lo hace, además, sentándonos a la mesa familiar. En las cocinas del restaurante familiar se enreda la trama, pero es en todas las comidas siguientes, especialmente en la de la casa familiar, donde los problemas parecen menores y la felicidad llama a las puertas de los protagonistas.

Escena de 'Bella'Bella es la primera película de Metanoia Films, una productora que nace con la inquietud de devolver la dignidad a los inmigrantes latinos retratados en el cine de Hollywood. El estereotipo que pretende derrocar es el del latino como un hombre sin cultura, que aprecia poco la vida, marginal, dedicado a trabajos sin importancia o a actividades ilegales y pandillero. La realidad del inmigrante mexicano que nos presenta encarna los valores de la vida, la familia, la amistad, el trabajo sacrificado y el gusto por la buena comida, todos ellos arraigados en un cristianismo asumido y florecido al calor del hogar.

La película no pretende demostrar ideas, ni vender héroes, ni etiquetar personas. Sencillamente nos muestra un modo de afrontar la vida con acciones sencillas y con más silencios que palabras. Así, además de mostrar, propone. Y propone con una sencillez y un respeto que trascienden el guión e impregnan todo el metraje: narración, imágenes, actores, localizaciones y banda sonora. Música que, por cierto, incluye un tema de Alejandro Sanz: “Te lo agradezco pero no”.

Esta necesaria propuesta sólo ha llegado a España en un pase para distribuidoras y prensa, el pasado 26 de mayo en Madrid. Algunos hemos podido disfrutarla en la versión original, que circula por internet. Aún no sabemos si habrá una distribuidora que la lleve a los cines en nuestro país. Sería una pena que no pudiéramos disfrutar de Bella en las salas españolas. Pero si no llega a las pantallas, búsquenla donde sea. Porque ésta es de esas películas tan discretas que no llegan a obra maestra; pero tan sencillas y edificantes que uno las recuerda toda la vida. Es, sencillamente, bella y, por eso mismo, uno de esos relatos donde la vida se ensancha.