Introduzca alguna palabra de búsqueda.

Noticias de interés

La Iglesia belga entona el 'mea culpa' por los casos de abusos sexuales a menores

dpa | Bruselas

El Mundo

El cardenal primado de Bélgica, André Leonard, expresó hoy el deseo de la Iglesia de "estar ahora junto a las víctimas" de abusos sexuales a menores, un escándalo conocido como el caso "Dutroux de la Iglesia", cometidos por numerosos sacerdotes católicos belgas en los años 60, 70 y 80.

Se trata del primer "mea culpa" público que entona la Iglesia Católica belga desde que se dieron a conocer los casos de abusos por parte de religiosos belgas.

El cardenal reaccionaba así a la publicación, el viernes pasado, de un informe (de la "Comisión Adriaenssens") que daba cuenta de cerca de 500 casos de abusos sexuales a menores por parte de religiosos, incluidos "penetraciones anales, sexo oral y vaginal".

Al mismo tiempo, Leonard admitió los "errores del pasado" en referencia a los casos de abusos en el seno de la Iglesia, entre ellos el del ex obispo de Brujas Roger Vangheluwe, quien dimitió de su cargo en abril pasado, tras admitir haber abusado de su sobrino, hace años.

"La palabra pena, caridad o perdón han sido ensuciados por estas actuaciones", aseguró el cardenal de Amberes, quien también compareció junto con Leonard.

En otro orden, Leonard anunció la creación de un "centro especializado" para acoger a víctimas de abusos sexuales en la Iglesia.

También recordó que el derecho canónico tiene la facultad de imponer duras sanciones en este tipo de casos.

"Se exponen (los abusadores) a sanciones (...) incluidas las previstas en el derecho penal (...) incluso (los responsables de abusos) pueden ser apartados temporal o definitivamente de la Iglesia", agregó.